La importancia del lenguaje positivo: palabras rayo, palabras luciérnaga

La diferencia entre la palabra adecuada y la casi correcta, es la misma que entre el rayo y la luciérnaga.

Mark Twain

En Filosofía me encantaba estudiar a los lingüistas y lógicos, concretamente estaba enamoradita perdida de Wittgenstein, que decía en su Tractatus Logico-Philosophicus “De lo que no se puede hablar, mejor es callarse.” Mucho me temo que nunca fue un amor correspondido.

clark-tibbs-367075.jpg

El lenguaje es una herramienta extremadamente poderosa y la manera en la que nos expresamos afecta a nuestro mensaje, que se puede recibir positiva o negativamente. Incluso cuando tenemos que dar una mala noticia, el impacto puede suavizarse mediante un uso adecuado del lenguaje positivo.

El lenguaje también es un reflejo de la cultura, así que las palabras que utilizamos dicen mucho sobre nosotrxs y nuestra forma de pensar. Por ejemplo, el hecho de que muchas personas utilicemos “nosotrxs” en lugar de “nosotros” como genérico, refleja que preferimos un genérico neutro en lugar de un genérico masculino.

Nuestra marca personal y la repercusión de las palabras que elegimos

Nuestra marca personal y la forma en la que influimos en nuestras redes es fundamental para nuestra credibilidad profesional, ya que las palabras que utilizamos tienen un impacto tremendo sobre cómo nos perciben lxs demás.

Por muy raro que pueda parecer, las personas tendemos a querer trabajar y relacionarnos con personas que nos gustan y que nos transmiten simpatía, confianza y seguridad. Sin embargo, tendemos a evitar a las negativas porque, por lo general, nos hacen sentir mal. Qué rarunxs somos…

Tanto si trabajamos de cara al cliente como si lo hacemos para otras personas de nuestra organización, cuidar nuestro lenguaje es crucial si queremos que sigan contando con nosotrxs. Así que si te sueles comunicar negativamente de manera habitual, no te asustes si empiezas a notar que la gente te evita, ¡inconscientemente es lo que estás provocando!

La forma en la que decimos las cosas es tan importante como lo que estamos diciendo. Cuando escuchamos frases con muchas palabras negativas o expresiones como “eso no funcionará”, no podemos evitar sentir cierta frustración o decepción porque nos despiertan sentimientos negativos aunque esa no sea la intención de la persona que nos lo dice.

El lenguaje negativo puede revelar nuestras inseguridades y frustraciones e incluso moldear nuestra realidad. Por ejemplo, al decir constantemente “no” o “no puedo”, estamos dando forma a cómo vemos la situación.

Comunicación positiva en el trabajo

¿Puede el lenguaje influenciar en el comportamiento de nuestro equipo? ¿Podemos cambiar ciertos comportamientos de nuestrxs colaboradorxs según la forma en la que nos dirijamos a ellxs? Sí, las palabras correctas pueden reorientar ciertas actitudes y comportamientos, así que será mejor que recapacitemos sobre el vocabulario que empleamos.

Dar feedback positivo, incluso en el contexto del feedback negativo, logrará que obtengamos un mejor resultado. Si las palabras negativas se usan de manera constante, solo conseguiremos indiferencia, frustración, desmotivación o incluso enfado.

La buena comunicación es el corazón de una organización de éxito. Un enfoque positivo del lenguaje es una forma segura de motivar, inspirar y obtener resultados.

Saquémosle partido al lenguaje positivo

Vamos entonces a sacarle partido a las maravillas del lenguaje para influir positivamente en nuestro día a día y, por supuesto, en nuestro trabajo. Todo lo que tenemos que hacer es ser más conscientes de las palabras que empleamos, al principio puede parecer un poco complicado pero, como todo, es tan solo cuestión de hábito.

Con pequeños cambios en la forma en la que nos comunicamos obtendremos enormes beneficios:

· Concéntrate en lo que puedes hacer

¿Cuál es la diferencia entre “No puedo enviarte ese documento antes del viernes.” y “Daré prioridad a ese documento para enviártelo el viernes?” La primera frase determina lo que no puedes hacer y la segunda hace ver a nuestrx clientx o colega que le estamos dando importancia.

Decirle a tu clientx “no” o “no puedo” le despierta una respuesta negativa. Evidentemente hay situaciones en las que debemos decir “no”, sin embargo, ese “no” podemos acompañarlo de lo que sí podemos hacer por ellxs.

Siempre hablamos de lo esencial que es cuidar nuestra marca personal y la cultura de nuestra organización, así que protege tus relaciones eliminando todo lo que puedas el “no” de tu vocabulario.

· ¡Qué bien sienta un sándwich!

La técnica del sándwich es una forma efectiva de enfatizar la necesidad de mejorar sin desmotivar; suaviza el impacto de los comentarios críticos al mismo tiempo que prioriza la necesidad de cambiar ciertos aspectos, siempre tiendo en cuenta los rasgos positivos.

Así que ya sabes, en tu próxima reunión de feedback, ¡ que rulen los sándwiches!

· Pronombres inclusivos

Los pronombres inclusivos enfatizan la colaboración y el trabajo en equipo. Hacen que parezca una conversación real y no un mensaje despersonalizado. Con un cambio tan pequeño como este conseguiremos inmediatamente humanizar nuestro mensaje e invitar a la conversación de manera más cercana, más cálida.

· Supervisa tus conversaciones internas

Puede sonar a chaladura total, sin embargo todxs hablamos constantemente con nosotrxs mismxs. Así que deberíamos asegurarnos de que nuestro diálogo interno también es positivo y si no lo es ¡toca trabajar en ello!

Escúchate, mímate con palabras bonitas, masajéate con lenguaje postivo, analiza qué palabras utilizas e intenta que las positivas siempre ganen a las negativas. ¡Nuestras conversaciones con lxs demás parten de nuestras conversaciones internas!

· Conviértete en el gremlin del positivismo

Tendemos a influir a las personas con quienes pasamos más tiempo (e influenciarnos). Es decir, nuestra actitud afecta a lxs demás, así que qué menos que esforzarnos por contagiar con nuestro lenguaje positivo en lugar de desanimar a nuestro círculo.

Pequeños cambios como estos pueden parecer insignificantes, sin embargo si vamos sumándolos en nuestro día a día, la percepción de nuestra marca/organización será más positiva. Cambiar las palabras cambia los comportamientos, ¿empezamos?

Un comentario sobre “La importancia del lenguaje positivo: palabras rayo, palabras luciérnaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s