Cómo trabajar en pijama sin que se note – Teletrabajo efectivo

O, dicho de otra manera, cómo trabajar desde casa rindiendo tanto como en la oficina.

lljpxsf3gbe-nick-turner

Llevo cinco meses teletrabajando y he de confesar que alguna mañana lo he hecho en pijama, y siempre con mi perra Frida al lado, que ya sabe tanto como yo de evaluaciones de desempeño y feedback 360º. 

El teletrabajo es una opción perfecta para quienes no vivimos donde están las oficinas de nuestra empresa y si en ella saben gestionarlo bien apenas notarás que trabajas sol@. Trabajar desde casa significa que disponemos de mayor flexibilidad y autogestión y garantiza puntualidad y rendimiento.

Pero también tenemos que ser muy disciplinad@s, evitar distracciones y la desincronización con l@s demás; si lo logramos, la productividad será brutal. Tan brutal que un estudio de la Universidad de Stanford descubrió que la productividad de los empleados que trabajaban desde casa era un 13% más alta que la de sus colegas en la oficina.

Teletrabajar es genial y es también un desafío, ¿qué hábitos seguir para trabajar desde casa sin dejar de rendir?

Vístete. Decente. No, no vale quitarse un pijama y ponerse otro

Lo principal es comenzar el día como si nos fuésemos a la oficina, no solo para estar despejados/as y rendir mejor, sino por el bien de nuestr@ jefe/a, que no tiene por qué vernos en pijama y despeinados/as si nos propone una videollamada, ¡pobriñ@! Es importante mantener una rutina. Desayunar, vestirse, darle la comida a Frida… una rutina diaria, a modo de recordatorio, como si fuésemos a la oficina de verdad, aunque en realidad nos sentemos en nuestro querido escritorio y no tengamos problemas para aparcar 😉

Horario regular

Aunque pueda sonar contradictorio, no hay mejor manera de disfrutar de la flexibilidad que marcándonos un horario. Cuando tenemos un horario bien definido, sabemos cómo y cuándo podemos amoldarlo a las distintas tareas inesperadas que nos puedan surgir.

Además, como no tenemos jefes/as ni colegas cerca, es difícil evitar procrastinar un poquitín, así que establecer un horario nos ayuda a organizar nuestro día, a mantenernos en contacto con nuestr@s supervisores/as y a concentrarnos.

Por supuesto, nuestra familia y amigos/as deben conocer nuestro horario laboral para que no irrumpan en nuestra casa o nos llamen, igual que no lo harían si estuviésemos en la oficina.

Objetivos realistas

Tenemos que identificar qué necesitamos hacer cada día. Y hacerlo. Están muy bien esos artículos que nos recomiendan empezar a trabajar a las 5 de la mañana, comer 5 almendras, hacer la postura de la luna creciente y no sé cuántas cosas más para ser altamente productiv@ pero, personalmente, yo no doy para tanto; así que organizo mi trabajo con al menos un día de antelación para saber perfectamente qué hacer cada día cuando me siento frente al ordenador, sin llegar a agobiarme ni tampoco a aburrirme, con el ánimo perfecto para dejarme llevar por el flow y entrar en la zona.

Comunicación fluida

Uno de los inconvenientes de trabajar lejos de la oficina es que la integración con el resto del equipo puede ser más complicada, por eso una en una plantilla donde hay teletrabajadores/as es fundamental mantener una comunicación regular para una generar compromiso y buen ambiente. La comunicación interna es vital para cualquier tipo de organización y cualquier tipo de plantilla.

Debemos contar con una vía online de comunicación regular a través de la que poder hablar entre colegas y con nuestr@s supervisores/as. Conseguiremos un equipo unido y sincronizado sin importar la distancia.

El número de teletrabajadores/as irá en aumento con el paso del tiempo, trabajar a distancia tendrá cada vez menos desventajas y será muy común en cualquier organización.

¡Uy! Me tengo que despedir ya, todavía estoy en pijama y Frida quiere estar a la última sobre feedback.

2 comentarios sobre “Cómo trabajar en pijama sin que se note – Teletrabajo efectivo

  1. En pijama te leo yo a estas horas jajajaja.
    Es muy interesante lo que escribes, yo también creo que el teletrabajo es el futuro, aunque opino que no al 100%.
    Una de las ventajas sería compaginar el trabajo con la familia. Si el pequeño está enfermo no hay problema pues alguno de sus padres puede estar en casa trabajando y cuidar de él o incluso cuando a los pequeños les dan las vacaciones. Muchos padres no saben que hacer con sus hijos porque no tienen a nadie que se haga cargo de ellos, no les coinciden los horarios, etc, y se estresan mucho, estando en casa se les podría echar un vistazo al menos, aunque también tendría sus inconvenientes porque más de un@ no trabajaria las horas que debe.

    Me gusta

    1. Jajajaja, ¡gracias por leerme a esas horas!
      Es cierto lo que dices, para personas con hij@s sería un alivio poder teletrabajar, siempre o en días o meses puntuales. También es cierto lo de las horas, lo ideal es que tus supervisores tengan alguna manera -aunque sea informal- de saber que estás al otro lado del ordenador. Se necesita mucha disciplina para trabajar desde casa sin procrastinar y -en el caso de quienes tengan peques en casa- quedarse enganchad@ viendo los dibujos, jaja.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s