Cómo ser un buen líder (en la selva)

¿Cuántas veces habéis visto a vuestro jefe golpeando con el puño la mesa, entrando en la sala de reuniones dando un portazo  o comunicando algo alzando la voz? Son jefes que necesitan reafirmar su posición.

Cuando, por ejemplo, un chimpancé quiere recordar a los Chimpanzee Print 11x14 by Berkley Illustration: demás que es él el líder o quiere luchar por el poder sin ser el más fuerte, recurre a arrancar ramas, emite gritos y se mueve con violencia. Por paradójico que suene, está ejerciendo un comportamiento violento para evitar la violencia.

Aunque solemos creer que es el poder o la dominación lo que mueve a los líderes, también la reputación, la lealtad y las relaciones son factores clave.

Liderazgo

Los seres humanos y los chimpancés provenimos del mismo tronco primate, compartimos un 99% de nuestros genes. Como primates, tenemos muchas cosas en común con nuestros primos los chimpancés y una de ellas, como no podía ser de otra manera, es el fenómeno social del liderazgo.

Tanto en los primates no humanos como en los humanos, no siempre el líder es el más fuerte. De hecho, los liderazgos más fuertes, aunque en un principio pueden llegar a ser útiles para afrontar situaciones de inestabilidad, si llegan al autoritarismo, quizá acaben perdiendo influencia en el grupo.

Innovación

Pensemos en las empresas, ¿quiénes son los que suelen tener las ideas más frescas? Los/as trabajadores/as más jóvenes. En la naturaleza, sucede que son los machos jóvenes y hembras las/os que innovan más y son precisamente, l@s que estás más alejados de los líderes. Líderes a los que se les escapa mucha información.

Seguro que esto os resulta familiar, ¿verdad?

Cooperación

Uno de los objetivos principales en la mayoría de las reuniones de oficina es demostrar quién lleva la batuta y reafirmar el rol de cada un@ en las organizaciones más autoritarias.

Pero, ¿qué hacen l@s líderes que sí quieren cooperar con los demás trabajadores? Invertir tiempo en ell@s hablando, escuchando, empatizando. Individualizan el trato. O, lo que hacen nuestros primos primates: acicalarse. Los chimpancés que son líderes son los que más horas pasan acicalando a los demás.

 

Entonces, ¿cómo puedo ser un/a buen/a líder?

Podemos aprender a ser mejores líderes si nos fijamos en nuestro origen, observando el comportamiento animal. Siendo fuertes cuando las circunstancias lo requieran, pero sin dejar de ser empáticos/as y comunicativos/as con nuestr@s compañer@s. Ah y, por supuesto, sin olvidarnos de escuchar y aprender.

En la naturaleza, la mayoría de los líderes emergen por sí solos. No hay mejor líder que el que surge de manera natural, en lugar del que se impone por órdenes o por jerarquía.

 

Por último, os propongo un juego. Este es un vídeo en el que se demuestra la capacidad de memoria fotográfica de los chimpancés y un link con el mismo juego para que podáis comprobar vosotr@s mism@s si en esto podéis o no ganarles a nuestros primos. Suerte, os hará falta 🙂

Aquí tenéis el juego:
https://web.archive.org/web/20131006161544/http://games.lumosity.com/chimp.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s