Procesos de selección: expectativas vs realidad

Existen muchos más artículos sobre cómo debemos preparar las entrevistas de trabajo que sobre cómo las/os profesionales de recursos humanos debemos realizar entrevistas de trabajo.

Durante la búsqueda de empleo, nos encontraremos grandes profesionales pero también trabajadores/as con muy poca vocación, motivación y profesionalidad, que además de hacer de nuestra entrevista un mal trago, dejan una muy mala imagen de la empresa a la que están representando.

Echando mano de las experiencias que he vivido en diferentes procesos de selección durante estos últimos meses, enumero 5 preguntas respecto a malas formas de ciertos/as reclutadores/as  y 5 hechos que, como candidata, me encantaría que sucedieran:

  1. ¿Por qué nos contactan con número oculto o por WhatsApp? Cuando nos llaman con un número privado, resulta imposible volver a contactar con la empresa. La mensajería instantánea además de invasiva, no resulta nada profesional. Siempre será mejor la llamada o el e-mail.
  2. ¿No será mejor que lean detenidamente nuestro CV antes de entrevistarnos? Sabemos perfectamente cuándo el/la seleccionador/a nos pide que hablemos de nuestro dibujoblogcurrículum para que nos vayamos soltando y cuándo nos lo pide porque no tiene ni idea de nuestro perfil.
  3. ¿Por qué hay empresas que todavía preguntan si buscamos un fin económico? Sabemos porqué, pero ahorraríamos más tiempo si se detallase en la oferta que las prácticas no son remuneradas en lugar de tener que decirnos en la entrevista si nos podemos permitir hacer unas prácticas no remuneradas o que solo cubran el transporte.
  4. ¿Por qué para un contrato de formación nos piden experiencia? Muchas ofertas de contratos de formación piden al menos 1 año de experiencia. Sin palabras.

Por otro lado, lo que sería ideal que sucediese en el proceso de selección:

  1. Si no contestamos a la primera, inténtalo una vez más. Quienes optamos por un puesto de trabajo somos humanos. Más de una vez he leído en algún grupo de RRHH a profesionales quejándose porque algunas personas que han solicitado un empleo no han contestado a su llamada. Aunque no tengamos trabajo y estemos buscando uno, también podemos estar indispuestos por la situación que sea. Si no os devolvemos la llamada pronto, intentadlo una vez más.
  2. Que nos traten sin prisas. Las entrevistas express no posibilitan conocer al canditato/a.
  3. Que se pongan en contacto con nosotros cuando el proceso esté cerrado. En este caso no coincides con el perfil que buscamos o Hemos confiado en otra persona para ocupar el puesto…Algo tan básico como informarnos. Algo que en el 100% de los/as reclutadores/as dicen que harán y que una ínfima parte hacen.
  4. Hablarnos sin rodeos de las condiciones y del salario desde un primer momento. Porque sí, todos/as buscamos trabajo para mantenernos, no para que nos paguen el autobús que nos llevará a la oficina. Y cuando aceptamos un trabajo no remunerado, es porque ya no nos queda más remedio y necesitamos adquirir la experiencia. Porque para trabajar gratuitamente son mejores las causas benéficas.

3 comentarios sobre “Procesos de selección: expectativas vs realidad

  1. Una vez más… Olé! Totalmente de acuerdo de nuevo 🙂

    El perfil de Recruiter tradicional ha muerto ( o al menos quiero que desaparezca)…. Nos hemos vuelto (a parte de recruiters) expertos en redes sociales, de marketing (que me perdonen los marketinianos, pero si, somos muy buenos), employer branding etc…

    Esto nos está implicando utilizar de todas las herramientas posibles para llegar de la forma más ágil y directa a los mejores candidatos, pero siempre respetando la premisa (no me cansaré) de CANDIDATE FIRST!

    Muy cierta tu aportación en cuanto a culturas (hay tantas realidades como formas de percibirlas), pero eso no implica que no debamos luchar por cambiarlas.

    De tu experiencia con el whats App… Si, hay de todo en este mundo…..

    Pero para eso estamos los millenials, para cambiar el mundo!!! 😉

    Te voy siguiendo! 🙂

    Un placer,

    Jordi.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola Lucia!

    Antes que nada enhorabuena por el blog! 🙂

    He estado leyendo el articulo y en líneas generales me parece muy interesante y estoy de acuerdo en (casi) todo.

    El (casi) se refiere al tema del whatsapp.

    Para mi, es una herramienta básica en el contacto con el/la candidato/a,(en adelante candidat@ para referirme a ambos sexos) sobre todo en los procesos de reclutamiento de candidatos pasivos, es decir, candidat@s que no están en búsqueda activa de trabajo y hemos sido nosotros los que hemos contacto de forma proactiva con ellos (ej:linkedin).

    Este perfil pasivo, está trabajando y normalmente no puede (ni tiene mucho interés) en atenderte durante su jornada laboral, que además, a mayor nivel del perfil son jornadas largas y de exigencia. Llamarle en 2 o 3 ocasiones, a parte de poder poner el candidato en una situación muy incomoda (él no tiene tu contacto) puede llegar incluso a ”quemarle’. En una reunión o en un momento concreto el candidat@ puede acceder al whats sin que su jefe/a o compañeros/as puedan sospechar nada.

    El correo personal no siempre lo miran durante la jornada laboral, con lo cual el proceso se va alargando y tus procesos (independientemente si estás en consultoría o cliente final) se van paralizando, afectando en tus KPI’S O SLA’S.

    Además es una forma de situarte al mismo nivel que el candidat@ y ”llevarlo a tu terreno” hacia un entorno de confianza y tu a tu, huyendo de los formalismos que a mi parecer, cada vez pegan menos en el mundo del recruitment. Yo lo utilizo desde hace 3 / 4 años y el resultado es 100% positivo (siempre pido feedback a mis candidat@s)

    En todo caso, añadir que por supuesto NUNCA hay que abusar, y siempre presentarse en el whatsapp, ofreciendo la posibilidad al candidat@ de que si no quiere seguir utilizando este canal nos lo comunique

    Siempre tenemos que avanzar y encontrar un punto intermedio en que ambas partes nos sintamos cómodas, pero como recruiters debemos mirar siempre hacia la experiencia del candidat@ – CANDIDATE FIRST!! 🙂

    De nuevo mil gracias por este blog! Muy interesante tus opiniones!

    Saludos desde Barcelona!

    Me gusta

    1. ¡Gracias a ti Jordi! Te agradezco enormemente que me leas y aportes tu visión.
      Lo cierto es que los métodos están cambiando y utilizar la mensajería instantánea se normalizará, aunque dependerá mucho del tipo de candidat@, como tú bien matizas y, sobre todo, del tipo de empresa que lleve a cabo el proceso de selección. Las culturas organizacionales son infinitas 🙂
      También influye el tono, tan difícil de transmitir por escrito a personas que no nos conocen. La única vez que un reclutador me escribió por WhatsApp fue bastante…curioso, por decirlo de alguna manera 😅

      Es genial que les pidas feedback a tus candidat@s y lo bien que manejas los tiempos con ell@s. Estoy segura de que les hace el proceso mucho más ameno.

      Espero leerte pronto de nuevo a través de las redes, Jordi. Gracias una vez más.

      ¡Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s